91-8672260 info@2mprogress.com

Explora el mundo del conocimiento avanzado

500.000

Certificados

La comunidad certificada más prestigiosa del mundo

En el mundo globalizado fijar lo que es cierto no es sencillo. Desde hace más de 40 años HRCI® ha trabajado para definir los conocimientos prácticos más importantes que los profesionales de recursos humanos deben dominar para tener éxito en el ejercicio de su función. Cada 3 años, más de 200 profesionales del máximo nivel, de todos los sectores y de todas las regiones del mundo, ponen al día los conocimientos y competencias que deben tener los mejores profesionales de Recursos Humanos.
Desde la gestión estratégica hasta las políticas de compensación, desde los diferentes tipos de liderazgo hasta la implementación de organizaciones líquidas, los profesionales HRCI® son los mejor preparados para afrontar la gestión del cambio.
Sin duda, el hecho de que tantos miles de profesionales hayan considerado que son el mejor modo para potenciar sus carreras es un aval, pero también lo es el hecho de que las certificaciones profesionales HRCI® respondan a los mayores estándares de calidad y transparencia. No todos pueden conseguir una certificación profesional, sólo los mejores, y este sistema de verificación y de maximización de la calidad, se reconoce por la norma ISO 17024. En el ámbito profesional, las normas ISO, suponen la mayor acreditación relativa a la calidad existente, y certifican la aportación del contenido, procesos y conocimientos, a la cadena de valor de las organizaciones.

Competencias Universales

 

Unidad de conocimiento

 
Los profesionales de Recursos Humanos proceden de ramas académicas tan diversas que a veces es difícil saber generar una homegeneidad de criterios y competencias.
Contar con un personal adecuado en el área de Recursos Humanos de una empresas puede suponer la diferencia entre una pérdida o una mejora en el volúmen de resultados, negocio y beneficos de la compañía. Por ello, conocer qué características deben tener estos profesionales implica adelantarse y tener asegurada la obtención de un equipo agil, unido y repleto de talento innovador por explorar. 
En el Estudio de Competencias de Recursos Humanos o HRCS llevado a cabo por David Ulrich y su equipo investigador de la Universidad de Michigan, se han determinado qué competencias diferencian a los mejores profesionales de RRHH“.
La metodología que utiliza para realizar el estudio es una encuesta de 360 grados, que incorpora la visión de los propios profesionales de la función pero también la de sus compañeros en otras áreas. En la última edición, HRCS concluyó que las 6 competencias fundamentalesde los profesionales de los Recursos Humanos son las siguientes.
1. Credibilidad personal: Es la competencia más importante, el profesional de recursos humanos debe generar confianza que sea respetado y escuchado por su comportamiento y coherencia. Cumplir los compromisos, ser preciso en las tareas, coherente y predecible, ser integro en sus actuaciones y dialogante son las conductas que favorecen la credibilidad.
2. Gestión del talento y Diseño Organizativo:Conocimiento y seguimiento de la evolución de las personas desde su inicio, ubicándolas según sus cualidades relevantes y adaptando estructuras y procesos de acuerdo a las personas y no al revés.
3. Cultura y Gestión del cambio: Los procesos de cambio no son fáciles de manejar, es complejo y requiere el talento y el talante necesario para liderar el cambio, con la necesaria inteligencia emocional y psicología positiva.
4. Involucrarse en el negocio: No aislarse en el despacho y en la especialidad. Entender qué es lo que produce o vende la empresa y ser conocedor de cómo funciona el sector y la competencia.
5. Ser participe de la estrategia de la organización: Conociendo muy bien a los empleados y colaboradores de la empresa, saber cómo piensan y sienten. Ser participe conjuntamente con el equipo directivo en desarrollar estrategias, que desemboquen en prácticas empresariales con diferencias competitivas.
6. Ejecución operativa: Ser eficaz en todos los procesos propios de sus funciones y siempre ser operativo, rápido y efectivo cubriendo antes las necesidades básicas.