91-0604128 info@2mprogress.com

Business

Nuria Boada, PHRi

Responsable de formación en A.M.A. Agrupación Mutual Aseguradora

Nuria Boada

Responsable de formación en A.M.A. Agrupación Mutual Aseguradora

 

  •  ¿Qué diferencias has encontrado entre tus capacidades antes-después de certificarte?

Destacaría fundamentalmente el conseguir una visión global de las funciones de recursos humanos y, en especial, de la importancia de ser un socio estratégico de negocio. Esto es, de aportar valor en un doble sentido, hacia el negocio y hacia las personas.

  • ¿Cómo has aplicado tus conocimientos?

Quizá una de las ventajas de esta certificación es que ya desde antes de obtener la acreditación, durante la época de estudio, te ayuda a pensar desde una perspectiva orientada a cómo aplicar la teoría a tu Organización. En ese sentido, aunque acabo de obtener la acreditación, ya tengo en mente varias iniciativas que podrían enriquecer mi labor actual en A.M.A., Agrupación Mutual Aseguradora.

  • ¿Qué peso tienen las personas para vuestro negocio?

Siendo una mutua, el peso de las personas es muy grande. Tanto desde el punto de vista de nuestros mutualistas, por quienes trabajamos y nos esforzamos día a día para ofrecerles un mejor servicio, como de los empleados que lo hacen posible.

Personalmente, creo que en un sector como el asegurador, con mucha competencia, no solo hay que estar en una posición destacada en cuanto a las coberturas y servicios que incluyen los distintos seguros, sino también ser líderes en el trato con los asegurados. Esto, bajo mi punto de vista, solo es posible con un equipo de personas comprometidas y orgullosas de formar parte de nuestra plantilla, de ser los mejores embajadores de nuestra marca.

la gestión de la diversidad en un amplio sentido es una auténtica ventaja competitiva

  • ¿Cuáles son los principales desafíos de la gestión de las personas y su talento?

En mi opinión, la gestión de la diversidad en un amplio sentido para obtener una ventaja competitiva, siendo capaces de integrar personas de diferentes generaciones, intereses, conocimientos y habilidades.

A lo largo de mi experiencia profesional, he visto un gran cambio en la filosofía con la que nos planteábamos el trabajo cuando yo comencé a trabajar, a la que actualmente encuentro en los jóvenes que inician su andadura laboral. Veo diferencias entre quienes están a punto de jubilarse y quienes aun llevando ya varios años trabajando nos queda todavía un largo camino por recorrer…

Pues bien, en cada una de estas generaciones encuentro un gran valor y, a su vez, grandes diferencias. Diferencias que se acentúan cada vez más rápido en este mundo que avanza de manera exponencial a mayor velocidad. Sin duda, saber gestionar esa diversidad e integrar lo mejor de cada uno de ellos, de su talento, habilidades y experiencias, es el mayor desafío.

  • ¿Puedes destacarnos alguna práctica en relación a la gestión de personas de la que te sientas especialmente orgullosa?

No es una pregunta fácil…, pues más que orgullosa yo diría que me siento “contenta y honrada” con cada una de las distintas experiencias en las que he tenido ocasión de apoyar a las personas, tanto en las distintas empresas por las que he pasado como en otras asociaciones o grupos en los que he participado a nivel personal. Por citar alguna de ellas, quizá ese momento en el que, siendo gerente en una mediana empresa de consultoría, tras estudiar un máster en dirección de recursos humanos simplemente por el gusto de aprender, decidí dar el paso de, además de gestionar complejos proyectos para distintos clientes, ofrecerme voluntaria para diseñar y liderar un plan de recursos humanos en el que pusiéramos en marcha varias funciones que hasta entonces no llevábamos a cabo. Dar ese paso primer paso, la confianza que se depositó en mí para hacerlo, los frutos que dio y hasta dónde me ha llevado, me hace sentirme especialmente orgullosa.

  • ¿Cómo ves el futuro de la Gestión de Personas?

¡Apasionante! En una sociedad donde los avances tecnológicos son vertiginosos y necesarios, creo que la gestión de las personas pasa por la preciosa tarea de compaginar la incorporación de esos cambios con la preocupación por el bienestar de los empleados. Siempre he sido firme defensora de que un empleado contento y alineado con su organización dará más incluso de lo que se le pida, y lo hará además con orgullo y satisfacción. 

  • ¿Cuáles son tus próximos retos?

Seguir formándome y trabajando cada día para aportar lo mejor de mí en ese futuro de la gestión de personas en el que el triángulo empresa, mutualistas y empleados sea verdaderamente una relación en la que todos ganan. Y además, contribuir a que los empleados en las organizaciones encuentren oportunidades para poder ayudar a la mejora de la sociedad.