91-8672260 info@2mprogress.com

Efectividad del pensamiento grupal

Josefina Riber Rueda

Consultora Experta en RR.HH., certificada SPHRi-SHRM SCP

 

Las investigaciones llevadas a cabo en la materia descubrieron que de los grupos que intentaban generar ideas conjuntamente no sólo sugerían menos propuestas, sino que además eran de peor calidad que si se pensaran individualmente.

Aunque parece contradecir el sentido común, las personas que trabajan solas generalmente producen más y tienen mejores ideas que las personas que trabajan en grupo, probablemente porque la presencia de otras personas tiende a inhibir la creatividad.

El mito sobre la superioridad de la creatividad grupal se originó con una técnica llamada lluvia de ideas.

El propósito de la lluvia de ideas fue mejorar la creatividad a través de discusiones grupales, y fue especialmente recomendado para crear nuevas promociones publicitarias. En una sesión grupal de intercambio de ideas, se les indica a los individuos que se concentren en un tema y expresen cada idea que se les ocurra, independientemente de lo extravagante o absurdo que pueda ser el pensamiento. No está permitido criticar las ideas de otros; de hecho, se anima a los miembros a pensar en ideas absurdas con la esperanza de que eventualmente estimulen una solución totalmente novedosa y creativa.

 

Su creador, Alex Osborn, lo describió en su libro Applied Imagination, publicado el 1954, aun cuando él ya lo venía utilizando desde 1939. 

No obstante, algunos estudios demuestran la ineficacia del ‘brainstorming’.

 

Aunque todavía se utiliza la lluvia de ideas, parte de su popularidad disminuyó cuando los estudios de investigación no apoyaron las afirmaciones. Los resultados de la investigación encontraron que las personas generalmente producen más ideas cuando trabajan solas que cuando trabajan en grupo.

Los procesos grupales tienden a inhibir la creatividad. A pesar de que a las personas en un grupo de lluvia de ideas se les dice que ignoren la influencia del grupo, no pueden ignorar por completo la presencia de otros. Generar nuevas ideas es aparentemente un proceso de pensamiento individual que requiere concentración y visión, y parece estar inhibido por la presencia de otros.

Una técnica diseñada para minimizar la distracción del grupo en las sesiones de lluvia de ideas es requerir que las personas hablen en secuencia o que pasen si no tienen ideas para contribuir. Esta técnica evita que un individuo domine la discusión y ayuda a los miembros tímidos a participar más abiertamente.

Una buena técnica para hacer brainstorming según TICBEAT es el método 6-3-5. “Seis personas se sientan alrededor de una mesa y anotan tres ideas, que después pasarán a su compañero de la derecha, que añadirá detalles a cada idea. Este proceso ha de repetirse 5 veces hasta que todos los miembros hayan opinado sobre cada idea. Después será responsabilidad de todo el grupo evaluar las ideas conjuntamente”.

 

A %d blogueros les gusta esto: